Actualidad

¿Cuántos tipos de pruebas diagnósticas para Covid-19 existen y en qué momento se usan?

Por 27 agosto 2020 Sin comentarios
Foto: mallorcadiario.com

Las pruebas diagnósticas de Covid-19 han sido la herramienta más útil empleada por los gobiernos para manejar y controlar, a través de políticas adecuadas, la propagación desmedida de la enfermedad. En Colombia, el Ministerio de Salud y Protección Social ha establecido las formas de utilizar cada tipo de prueba, según su eficiencia en cada uno de los casos. La capacidad diagnóstica de un país es determinante para conocer, con la mayor precisión posible, cuántos casos positivos existen, y así, tener un mejor control epidemiológico. 

A continuación, le explicamos cuántos tipos de pruebas de detección de Covid-19 existen en Colombia y para qué se utiliza cada una:

1. Pruebas basadas en la detección de ácidos nucleicos

Son las pruebas moleculares, que se basan en la detección del ácido ribonucleico (ARN) del SARSCoV-2 mediante ensayos de RT-PCR, fundamentada en la amplificación del genoma del virus.

Es la prueba recomendada tanto para el seguimiento epidemiológico, como para la evaluación de pacientes en los ensayos de diagnóstico y de evaluación de intervenciones. La prueba de PCR en tiempo real con transcriptasa reversa (RT-PCR) está basada en la obtención de ADN complementario (cADN) desde una cadena de ARN mediante la transcripción reversa (RT por sus siglas en ingles), luego se detectan pequeñas secuencias del genoma viral mediante PCR en tiempo real.

Estas pruebas detectan la presencia directa del virus y han demostrado alta sensibilidad y especificidad. No han mostrado reactividad cruzada con otros coronavirus, ni otros virus respiratorios estacionales; además pueden ser usadas en cualquier contexto. La carga viral disminuye luego de la fase aguda de la enfermedad, por esto, después del séptimo día (y entre más cercana al día 14 luego de inicio de síntomas) puede encontrarse falsos negativos.

En Colombia la prueba RT- PCR es la prueba diagnóstica confirmatoria para la infección por SARS-CoV-2. 

2. Pruebas de detección de Antígeno

Es un método de diagnóstico alternativo para SARS-CoV-2. De acuerdo con la literatura científica es un poco menos sensible que la RT-PCR, pero normalmente es más rápida y fácil de implementar en los laboratorios clínicos (en menos de 30 minutos se obtiene el resultado).

Se ha demostrado una alta sensibilidad y una muy buena especificidad en las validaciones secundarias realizadas en el país a las pruebas evaluadas en la infección temprana (hasta 11 días después del inicio de síntomas). La muestra que se requiere para estas pruebas es a través de hisopado naso faríngeo.

Ha sido aplicable en otros países como Corea a nivel comunitario, clínicas ambulatorias, puntos de aislamiento y en hospitales.

El procedimiento sólo podrá ser realizado por personal de salud entrenado y certificado por un laboratorio clínico habilitado y deberá garantizar los procesos de limpieza y desinfección entre pacientes, el procedimiento de desecho de elementos de riesgo biológico y el registro de información epidemiológica y de resultados.

La prueba de detección de antígenos es una prueba diagnóstica alternativa para la infección por SARS-CoV2 en el país.

3. Pruebas basadas en la detección de anticuerpos

Según el Ministerio de Salud y Protección Social, los estudios serológicos pueden ayudar a la investigación de un brote o conglomerado en curso, con la evaluación retrospectiva de la tasa de ataque o en casos donde las pruebas moleculares fueran negativas y existe un fuerte vínculo epidemiológico y alta sospecha clínica y de laboratorio.

Se conoce que la primera línea de defensa durante las infecciones virales es la inmunoglobulina M (IgM), antes de la generación de inmunoglobulina (IgG) como respuesta adaptativa que son de mayor afinidad y son importantes para la inmunidad a largo plazo y la memoria inmunológica, por esta razón la metodología a utilizar para la detección de anticuerpos debería diferenciar entre IgM e IgG para mejor diferenciación entre los estadios de la enfermedad y detectar más casos en fase aguda o convalecientes.

Identificar la cinética de la respuesta inmune contra el Covid-19 es determinante en la evolución de la enfermedad y un apoyo para su diagnóstico. Cada vez se conoce más al respecto, pero faltan estudios que detallen esta información, pues se ha observado variabilidad en la generación de anticuerpos en diferentes poblaciones de asintomáticos y sintomáticos.

Para la detección de anticuerpos se registra el uso de tres metodologías:

 • Ensayos de flujo lateral inmunocromatográfico (pruebas serológicas): es un ensayo cualitativo. Se desarrolla en un dispositivo portátil al cual se le coloca un volumen de muestra aproximado entre 10±5 μL. Esta es absorbida por una almohadilla y posteriormente con ayuda de buffer tampón de corrida es transportada mediante flujo lateral cromatográfico a través de una tira de nitrocelulosa.

Se ha evidenciado que estas pruebas pueden dar falsos negativos y falsos positivos. Los falsos negativos están principalmente asociados al curso natural de la enfermedad dependiendo de la respuesta inmune individual. Si la prueba se realiza antes de los primeros 11 días luego del inicio de los síntomas es probable que arroje falsos negativos por que las concentraciones de anticuerpos en sangre no son detectados, dependiendo de la gravedad de la enfermedad. También se ha observado que hay diferencia significativa en la producción de anticuerpos en personas asintomáticas, por lo que las pruebas para detección de anticuerpos no son adecuadas para los que no tienen síntomas.

Los falsos positivos se presentan por reacciones cruzadas de anticuerpos que reconocen antígenos virales similares debido a las regiones conservadas entre coronavirus.

Las pruebas serológicas no se deben usar como prueba en el diagnóstico. Las pruebas hablan de exposición y probable infección por SARS CoV2 / Covid-19. Su uso individual debe ser efectuado cuando se sospecha de un caso positivo, basado en antecedentes epidemiológicos o de forma racional junto con datos clínicos, bajo condiciones de bioseguridad al momento de tomar la muestra y la necesidad de acompañamiento de pruebas moleculares que permitan determinar de forma general el curso de la enfermedad de acuerdo con la cinética de anticuerpos y el estado de infectividad del individuo.

Ministerio de Salud y Protección Social.

“Muy importante tener en cuenta que se deben utilizar solo si la persona ha presentado síntomas y aplicar por encima del día 11, luego del inicio de estos”. 

• Inmunoabsorción ligado a enzimas (ELISA):  es un ensayo semicuantitativo. Permite dar un resultado relativo de la concentración de anticuerpos mediante dilución de la muestra (titulación de anticuerpos). Existen tres diferentes tipos; de ELISA directo, indirecto y tipo sándwich. Para la detección de anticuerpos los utilizados son los dos últimos.

La mayoría de los estudios que evalúan la cinética de producción de anticuerpos frente al Covid-19 han utilizado esta metodología, usando antígenos recombinantes de la proteína S del virus dominio de unión al receptor (RBD) y proteína N, observando una mayor sensibilidad mediante esta técnica.

• Quimioluminiscencia (CLIA): este ensayo tiene como base el mismo fundamento de la prueba ELISA. Se diferencian principalmente por el método usado en la detección de la reacción final; la enzima usada en el ELISA reacciona con un sustrato cromógeno y produce un cambio de color visible, a diferencia la enzima usada en el CLIA, que produce una reacción quimioluminiscente (sustrato luminiscente) emitiendo fotones y produciendo luz en vez de un cambio de color.

Esta tiene más ventajas siendo mucho más sensible, pues permite la detección de concentraciones de anticuerpo más bajas, los sustratos utilizados tienen una vida útil mayor y los tiempos de incubación son más reducidos que en los métodos de ELISA.

Su lectura solo puede realizarse con un lector de quimioluminiscencia. Debido a la contingencia actual por Covid -19 se ha incrementado la oferta de pruebas de todo tipo en los países; sin embargo, para las pruebas serológicas se recomienda que cuenten con la validación respectiva.

Las pruebas serológicas IgG/IgM, de acuerdo con desempeño que han demostrado en las validaciones, se realizarán en el país en los siguientes casos:

  • Persona con 14 días o más de síntomas en ámbito domiciliario o ambulatorio, de acuerdo al criterio médico.
  • Persona con 14 días o más de síntomas en grupos poblacionales priorizados.
  • No usar en asintomáticos.
  • No usar para tamizaje.

Las pruebas serológicas rápidas de inmunocromatografía se usan a partir del día 11 de síntomas, mientras que la indicación de las pruebas de ELISA y Quimioluminiscencia se usan a partir del día 14 de síntomas.

Escribe tu comentario