ActualidadCovid 19Noticias

Respondiendo a las razones por las que los colombianos no se quieren vacunar

Por 3 agosto 2021 agosto 5th, 2021 Sin comentarios

El Dane entregó los resultados de la encuesta de Pulso Social que incluye los datos sobre la intención de vacunación de los ciudadanos de 23 ciudades del país.

Redacción Gestarsalud.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) presentó los resultados de junio de su más reciente encuesta de Pulso Social, que incluye las respuestas de más de 12.000 colombianos a temas diversos, entre ellos el de la intención de recibir vacunas contra el covid-19 y las principales razones que argumentaron los participantes para no estar interesados en recibir dosis.

Esta información es importante porque actualmente Colombia avanza en el Plan Nacional de Vacunación y aun muchos grupos de edades no logran cubrirse en su totalidad a pesar de una disponibilidad de cerca de más de 8 millones de dosis en suelo nacional.

Según los resultados de la encuesta, el 47,6 por ciento de los colombianos aseguró que sí se vacunará, frente a un 11,6 por ciento que dice que no lo hará; mientras, el 21,4 por ciento ya se aplicó una dosis y el 18,9 por ciento aseguró que ya tiene el esquema completo de vacunación.

Una de las noticias de este informe es que el porcentaje de personas que no quieren vacunarse se redujo en cerca de 6 puntos, si se tiene en cuenta que en mayo era el 17 por ciento. Es, hasta la fecha, la proporción más baja desde que se hace la encuesta.

Y al mismo tiempo la intención de vacunarse subió a 87,9 por ciento, un nivel que, en teoría, serviría para alcanzar la inmunidad colectiva contra el nuevo coronavirus.

Este ejercicio, valga decir, se realiza desde el año pasado en 23 ciudades capitales de departamento y áreas metropolitanas como Barranquilla, Cartagena, Valledupar, Riohacha, Tunja, Villavicencio, Cali, Ibagué, entre otras.

¿Pero cuáles son las razones por las que los colombianos no quieren vacunarse?

1. En la encuesta, el 64,4 por ciento de los participantes argumenta que la principal razón para no vacunarse es que creen que la vacuna puede ser insegura debido a los potenciales efectos adversos.

Aquí vale la pena decir que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), las principales agencias sanitarias del mundo y la vigilancia farmacológica adelantada en Colombia han confirmado que en la inmensa mayoría de los casos los efectos que se presentan tras la vacunación son leves y diversos y no comprometen afectaciones de salud. 

Estos efectos secundarios pueden afectar la capacidad de realizar sus actividades diarias, pero desaparecen al cabo de pocas horas. Los efectos secundarios más comunes que se han reportado en la vida real (fuera de los ensayos clínicos) son dolor en el brazo donde se recibió la inyección, enrojecimiento e hinchazón. Mientras que en el resto del cuerpo puede sentirse cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, fiebre, náuseas y escalofríos. Valga decir que el consumo de cualquier medicamento suele presentar eventos secundarios.

2. Un 18,5 por ciento no cree que la vacuna pueda ser lo suficientemente efectiva.

Todas las vacunas contra el covid-19 aprobadas y usadas en el mundo demostraron en ensayos clínicos con miles de participantes que no solo son seguras, sino que tienen altos niveles de eficacia. Luego, en el mundo real, los estudios confirmaron que incluso la efectividad que logran para evitar el desarrollo de síntomas y de formas graves de la enfermedad en personas infectadas es más alta de lo que se vio en las fases de estudio.

Hoy, las vacunas usadas en Colombia sirven para reducir la mortalidad por covid-19 y en la mayoría de los casos hacen que las personas que se infectan no lleguen a formas severas. Y si bien hay variantes del Sars-CoV-2 que han puesto a prueba los niveles de protección que ofrecen estos fármacos, también se comprobado que funcionan para evitar la inmensa mayoría de los desenlaces fatales.

3. Un 1,8 por ciento no cree que el coronavirus sea peligroso para su salud.

El covid-19 lleva un año y medio en Colombia y en ese tiempo ha causado cerca de 125.000 muertes confirmadas y decenas de miles más bajo sospecha. En poco tiempo ha matado como ninguna otra enfermedad en la historia reciente, según confirman los estudios de exceso de mortalidad que hacen entidades como el mismo Dane.  El año pasado en Colombia el covid-19 mató más que los infartos, las enfermedades cardiovasculares, las respiratorias, la violencia y la mayoría de causas de antes de la pandemia.

El Ministerio de Salud ha informado que el covid-19 afecta de distintas maneras a la salud de cada persona. La mayoría que se contagian presentan síntomas de intensidad leve o moderada; dentro de los más habituales se encuentran: fiebre, tos seca y cansancio. También, pueden presentar dolor de garganta, diarrea, conjuntivitis, pérdida del olfato y el gusto. Entre los síntomas más graves se identifican dificultad para respirar o sensación de falta de aire, dolor o presión en el pecho e incapacidad para hablar o moverse.

En resumen, el covid-19 es real y es muy peligroso para la salud, especialmente de aquellos no vacunados.

4. Otro 1,6 por ciento de los encuestados cree que la vacuna se va a utilizar para manipularlo.

Una de las teorías de conspiración que le ha dado la vuelta al mundo es que la pandemia del coronavirus es un plan para implantar microchips rastreables y que Bill Gates, el cofundador de la empresa de tecnología Microsoft, está detrás de este. La Fundación Bill y Melinda Gates le dijo a la BBC que esa afirmación es "falsa" y hasta el momento no hay evidencia científica que apoye las denuncias sobre la vacuna con microchip.

Y para redondear este tema basta decir que las vacunas son una de las intervenciones en salud pública que más han salvado vidas a lo largo de la historia y que detrás de su creación hay científicos y autoridades que siguen cada uno de sus pasos para aprobarlas.

5. Mientras, un 1,8 por ciento aseguró que no se vacuna porque ya estuvo contagiado del coronavirus y se recuperó.

Es cierto que la infección por Sars-CoV-2 produce en el cuerpo una memoria inmunológica que prepara al organismo para cuando vuelva a tener contacto con el virus. Sin embargo, los expertos de Colombia y el mundo recomiendan vacunarse así la persona haya tenido covid-19 debido a que todavía no se sabe cuánto tiempo dura la protección que el organismo genera después de enfermarse y recuperarse.

Se sabe, además, que una persona recuperada de covid-19 puede volver a infectarse, aunque es una situación poco frecuente. Y en cambio, los estudios han demostrado que la vacunación proporciona un fuerte refuerzo de protección en personas que se han recuperado del covid-19.

6. Finalmente, se registró un 1,3 por ciento que dijo estar en contra de las vacunas en general.

Los movimientos antivacunas no son nuevos y según se ha encontrado han logrado incidir en otros países en campañas de inmunización contra otras enfermedades. En el caso de la pandemia de covid-19 han tomado protagonismo, aunque en Colombia no representan un peso importante en la población, como demuestra la encuesta del Dane.

Aquí, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que lo más prudente en términos de pedagogía y de comunicación en salud es que no se les intente controvertir y los esfuerzos de educación se centren en aquellas personas que tienen dudas legítimas frente a procesos como la vacunación.

Escribe tu comentario